7.1 C
Cusco
InicioRED DE MEDIOS REGIONALESEl norte del Perú sigue siendo el caldo de cultivo y desborde...

El norte del Perú sigue siendo el caldo de cultivo y desborde del dengue

Fecha de publicación

La vida de una niña de tres años se apagó y, con ella, la esperanza de una familia de volver a verla sonreír en los verdes campos de Querecotillo, en la provincia de Sullana. La menor falleció víctima de dengue, una epidemia que ya ha enlutado a otras 20 familias en la región Piura. 

- Publicidad -

El caso de la pequeña Mía Anaís movilizó al personal de salud del Hospital de Apoyo II de Sullana, quienes se sintieron impotentes al no contar con una Unidad de Cuidados Intensivos Pediátrica equipada para ayudarla a luchar contra la enfermedad.

Ante la falta de recursos, la menor fue derivada de emergencia al Instituto Nacional de El Niño en Lima, donde, finalmente murió al no resistir el daño que causó el dengue en su frágil cuerpo.

“El deficiente presupuesto que tenemos se ve reflejado en esta emergencia, no permite que se responda a la altura de las expectativas. Un brote por dengue trae consecuencias fatales sobre todo en las personas vulnerables”

Eduardo Guerrero, director del Hospital de Sullana.

En este hospital, principal centro de referencia de las provincias de Sullana, Talara y Ayabaca, se reporta más de 60 pacientes hospitalizados y 5 fallecidos por dengue. La capacidad hospitalaria ya rebasó su capacidad y hay por lo menos una decena de pacientes esperando por una cama.

“Hay cuatro Uviclines con 48 camas, además de las camas de UCI y otras áreas, ya sobrepasamos nuestra capacidad. En lo que va de la emergencia ya hemos atendido más de 350 pacientes durante esta emergencia”

Luis Espinoza, médico infectólogo.

El médico exhortó a la población a aplicar las principales medidas de prevención para disminuir la transmisión de la enfermedad, dado que ya no cuentan con camas ni personal para atención.

La situación en la provincia de Sullana, segunda en incidencia de casos a nivel regional, con más de 5 mil casos, se repite en las demás provincias, donde los pacientes con signos de alarma siguen acudiendo a los establecimientos de salud y deben esperar horas y hasta días por la atención médica.

- Publicidad -
Centro temporales habilitados para poder atender el desborde de pacientes con dengue.

Veinte camas adicionales para miles de enfermos

La región Piura ya supera los 30 mil casos de dengue, y se ubica en primer lugar en incidencia a nivel país. De esta cifra, 9 mil 657 casos han sido confirmados, mientras que otros 16 mil 880 están en condición de probables.

Pese a que la mayoría de estos casos no tienen signos de alarma (leves), hay un 5% que llega a los hospitales por cuadros moderados o graves de la enfermedad, para los cuales, en muchos casos, no hay atención oportuna. Hasta el momento, la Diresa reporta 506 pacientes hospitalizados en la región.

“Esto demuestra que nuestra capacidad instalada no ha mejorado a pesar de haber vivido una larga emergencia sanitaria por la pandemia de covid-19. Tuvimos hospitales temporales que se desinstalaron y ahora quieren volverlos a instalar. Vemos una respuesta un poco lenta por parte del sector salud”

Julio Barrena, secretario del Colegio Médico – Región Piura.

El hospital Santa Rosa -principal nosocomio del Minsa en Piura-también superó su capacidad desde hace tres semanas. Por ello se habilitó un hospital temporal con 20 camas en la sede de La Videnita para ampliar la oferta hospitalaria.

La ministra de Salud, Rosa Gutiérrez, llegó a poner en marcha este hospital, pero recibió críticas tras minimizar el avance de la epidemia en el país, especialmente en la región Piura. La titular del sector Salud señaló que “la epidemia del dengue se está controlando”.

“Las cifras que publica la Dirección Regional de Salud no concuerdan con lo que ha dicho la ministra de Salud. Ha venido a entregar unas carpas instaladas en ambientes indignos para una adecuada atención, sobre todo en Piura con un excesivo calor y con la amenaza de un nuevo fenómeno El Niño”

Arnaldo Vite Quiroga, representante de la Federación Médica de Piura.

El médico cuestionó que la Diresa Piura “pretenda confundir a la población”, al detallar los casos confirmados y probables de dengue.

“La realidad es que seguimos viendo colas en hospitales y hasta en las farmacias para conseguir medicinas”, enfatizó.

Falta presupuesto

La segunda región más poblada del país y la que más casos de dengue reporta en lo que va del año solo ha recibido dos transferencias por parte del Ministerio de Salud en el marco de la emergencia sanitaria: una de cerca de tres millones de soles y otra de 950 mil soles.

El Gobierno Regional de Piura, en tanto, aportó 12 millones de soles de su presupuesto, los cuales, sin embargo, quedarían cortos para controlar la epidemia. La directora regional de Salud, Myriam Fiestas, reiteró el pedido de tres millones de soles al Minsa para asegurar la contratación de personal.

En tanto, en el hospital Santa Rosa, al menos la mitad de los hospitalizados ya han sido dados de alta. Decenas de familias siguen acampando en los exteriores de los hospitales con la esperanza de que sus seres queridos se sumen a la lista de vencedores de la epidemia, mientras las autoridades agotan esfuerzos por aplanar la curva de transmisión de la enfermedad.

Dato: En el año 2017, tras el desborde del río Piura y la inundación de la ciudad, se registró 33 fallecidos y más de 37 mil casos de dengue en la región.

Fumigación en la Región Lambayeque, una de las estrategias aplicadas para la contención de la enfermedad.

La región Lambayeque también colapsa

Una epidemia nuevamente vuelve a desnudar las falencias del sistema de salud pública en el país. Esta vez, el dengue ha provocado el colapso de los hospitales del Ministerio de Salud (Minsa) y ha expuesto la reacción tardía del Gobierno Regional de Lambayeque, para anticiparse y tomar las medidas preventivas necesarias, con el fin de evitar que esta enfermedad rebase la capacidad del Estado y se ponga en peligro la vida de los pacientes.

La cantidad de contagios ha crecido de manera vertiginosa en esta región, hasta alcanzar los cerca de 10 mil casos, con 28 fallecidos, según el último reporte de la Gerencia Regional de Salud (Geresa). Estas cifras superan largamente a los registros de los últimos años, cuando la cifra no pasaba de los 1900 infectados en la mayoría de los casos y las defunciones no superaban las tres.

Lo que se evidencia es que ha habido una reacción tardía de las autoridades de la Geresa, y más aun del ente rector de la salud en el país: el Minsa. Sobre todo si tenemos en cuenta que las regiones norteñas han tenido un verano inusual con lluvias intensas por el ciclón Yaku y las propias de temporada, que provocaron inundaciones en las ciudades.

En su momento, la Defensoría del Pueblo requirió a la Geresa implementar medidas urgentes ante el incremento de casos de dengue en la región, el cual tendría su origen en la presencia de aguas estancadas, que se pueden observar hasta hoy en distintos puntos de Chiclayo y otras localidades, como resultado de las fuertes lluvias y el colapso del sistema de alcantarillado.

Estudios para detectar donde se están reproduciendo las larvas que transmiten el dengue.

No hay política de prevención

El experto en Salud Pública Omar Neyra sostuvo que no se debió llegar a estas instancias, porque este mal está presente por décadas en el país. Además, era previsible que haya un brote porque se presentaron lluvias y hay aumento de temperaturas.

“No se actuó adecuadamente, hace cinco meses no hay una política de previsión importante y por eso estamos en una crisis bastante fuerte. Hay mucha responsabilidad del Gore Lambayeque, porque la operatividad del sector salud está a su cargo”

Omar Neyra, experto en Salud Pública.

Esto permite colegir que, tras las lluvias, la presencia del zancudo Aedes Aegypti se ha incrementado debido al aumento de aguas estancadas en la vía pública.

“Esta situación se incrementa en zonas rurales, donde la población almacena agua en baldes y otros depósitos de manera inadecuada, lo que provoca una rápida propagación del vector transmisor, el cual no está en las chacras o sembríos, sino vive dentro de las viviendas donde existe acumulación de agua, que hace que se multiplique más rápido. Esta es la principal razón de los brotes”

Titular de la Gerencia Regional de Salud, Jaime Nombera.

El acelerado número de contagios se dio a partir de la primera semana de mayo, lo que provocó que los hospitales de mayor resolución del Minsa, como el Regional de Lambayeque y Las Mercedes, se vean rebasados en su capacidad de atención. Esto obligó a que se utilicen los pasadizos y todo espacio para colocar camillas donde poder dar atención a los enfermos.

Una respuesta a medias

Nombera expresó que la situación que se vive en Lambayeque, por los cerca de 9 mil casos registrados, evidencia el desarrollo de una epidemia, debido al incremento de los contagios en las últimas semanas, por la susceptibilidad de las personas a la enfermedad y el peligro que significa para las poblaciones de riesgo, especialmente menores de 5 años y adultos mayores.

Ante esta problemática, y la respuesta ineficiente del sector Salud para hacer frente al mal, la Geresa puso en marcha cinco Unidades de Vigilancia Clínica (Uviclin) en Chiclayo, Lambayeque y Ferreñafe, las cuales cuentan con el equipo completo de profesionales para la atención exclusiva de esta enfermedad. El propósito es evitar que los casos complicados lleguen a los nosocomios más grandes, que están con sobredemanda de enfermos; y que en estos espacios haya una atención diferenciada a los pacientes.

Los Uviclin (Unidad de Vigilancia Clínica Intensiva) están ubicados en los centros de salud José Leonardo Ortiz, Motupe, Cerropón (Chiclayo). Además, Pósope Alto (Pátapo) y Toribia Castro (Lambayeque), con 12 horas de atención. El funcionario dijo que también han implementado siete unidades febriles con servicio de seis horas. De esta forma, buscan reforzar la atención en establecimientos de salud estratégicos en las tres provincias de la región.

A diferencia de locales comerciales, las familias han evitado que los fumigadores ingresen a sus viviendas para poder eliminar algún punto donde las larvas estén reproduciéndose.

Renuencia ante la fumigación

Uno de los problemas más delicados del sector Salud para tratar de controlar la enfermedad y eliminar al zancudo transmisor, ha sido la negativa de las familias para permitir el acceso del personal de fumigación a los domicilios.

“Los propietarios ponen una serie de excusas para no permitir que las brigadas cumplan con la fumigación, lo cual es peligroso, porque si una casa queda sin ser intervenida se genera un nuevo problema”

Antonio Durand, director ejecutivo de Salud Ambiental de la Geresa, Antonio Durand.

Informó que la fumigación se desarrolla teniendo en cuenta las zonas más calientes. Es decir, las que tengan el mayor índice aédico (la mayor cantidad de casos) para acabar con el futuro contagio. En total se intervendrán más de seis mil viviendas.

Sobre este mismo tema, el gobernador regional de Lambayeque, Jorge Pérez, indicó que, de cada cien casas proyectadas para ser fumigadas, cuarenta no están abriendo sus puertas a las brigadas. Esta situación ocasiona que el vector reaparezca en siete a ocho días.

“Esto ocasiona que la inversión se pierda, puesto que se utiliza personal en dos turnos, desde las 6:00 hasta las 11:00 de la mañana, además de equipos motofumigadoras y productos químicos”

Jorge Pérez, gobernador regional de Lambayeque.

Ante esa situación, la autoridad invocó a la población a colaborar. De lo contrario, se tomarán medidas más radicales como el descerraje con participación de la Fiscalía. Pues los casos siguen en aumento y los hospitales han colapsado por la gran cantidad de enfermos.

Dengue en Lambayeque

Municipalidades se suman

Frente a este panorama desolador, las municipalidades de la región Lambayeque se sumarán a la lucha contra el dengue. Las próximas dos semanas serán decisivas para combatir al vector que provoca esta enfermedad.

Este fue el compromiso al que se arribó tras la reunión de emergencia que sostuvo el gobernador Jorge Pérez con los 38 burgomaestres, así como los miembros de la Plataforma Regional de Defensa Civil. Las autoridades ediles destinarán parte de su economía en estas tareas, ya que los centros de salud no podrán solucionarlo solos.

Precisó que la estrategia es atacar las larvas a través de labores de fumigación. Además de la abatización, que consiste en depositar un polvo en los recipientes con agua. Ya sea cisternas, tanques, baldes y otros donde se desarrolla el vector.

Un malestar que ha sido recurrente en los pacientes es que los establecimientos de salud no contaban con pruebas de descarte del dengue. Así lo expresaron familiares y enfermos respecto al Hospital Naylamp de EsSalud, del Regional Lambayeque y de la Sanidad de la Policía Nacional. El gerente regional de Salud lo reconoció al principio, pero luego el Minsa superó esta deficiencia, informó.

Este dato indica que el dengue ha superado cualquier expectativa del Minsa para tratar de controlar su rápida diseminación. Es que, en solo dos meses, la cantidad de personas contagiadas ha superado las 90 mil a nivel nacional y la cifra de fallecidos se aproximada a los 100.

Una niña de 8 años fue una de las víctimas del dengue en la región La Libertad.

Contención del dengue en La Libertad

La Libertad es una de las 20 regiones en estado de emergencia por dengue, declarada por el Gobierno a través del Decreto Supremo N.° 009-2023-SA. La medida se adoptó debido al aumento acelerado de casos de dengue en los últimos dos meses.

El último reporte señalaba 1 mil 753 casos confirmados de dengue y 4 mil 497 probables, además de 138 personas hospitalizadas.

Cuatro fallecidos y uno en investigación

Asimismo, La Libertad registra 8 muertes por dengue. La primera víctima mortal fue una niña de 8 años, quien acudió al centro de salud Wichanzao al tercer día de registrarse los síntomas. Le recetaron un paracetamol y la regresaron a su casa. Días después muere cuando es llevada de emergencia al Hospital Regional de Trujillo. Aún está pendiente el informe de una presunta negligencia que investigan las autoridades de salud.

La siguiente víctima fue una mujer de 33 años, quien presentó los síntomas el 30 de abril. Estuvo internada en el hospital Belén de Trujillo.

El tercer fallecido fue una paciente mujer de 43 años. Estaba internada en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Belén de Trujillo, tras presentar un cuadro de dengue grave. La paciente se dedicaba al comercio de abarrotes y vivía en la urbanización El Bosque.

El siguiente fallecido fue un hombre trujillano de 31 años. Pero el caso está en investigación porque el paciente murió en Lambayeque. El hospital de esta región indica que se habría contagiado en el distrito liberteño de Guadalupe, provincia de Pacasmayo. Por eso el Minsa asigna el caso a La Libertad. La Geresa aún no lo cuenta oficialmente porque investiga si corresponde a La Libertad.

El cuarto fallecido considerado por Geresa es un paciente varón de 32 años, que estaba de paso por Trujillo. Se trata de un chófer trailero de 32 años que cumplía la ruta Chao – Cartavio. Llegaba al mercado La Hermelinda y fue atendido en el hospital Belén de Trujillo.

Escolares y docentes afectados

El dengue ha causado estragos en la región La Libertad, específicamente en las instituciones educativas y pone en peligro las clases. Según el gerente regional de Educación, Martin Camacho Paz, la epidemia ha afectado a 709 alumnos y 175 trabajadores. La cifra incluye a profesores, directores y personal administrativo de diferentes provincias.

La provincia de Pacasmayo es la más afectada, con un total de 607 estudiantes y 127 profesores y directores infectados. En segundo lugar se encuentra Chepén, con 94 estudiantes y 48 trabajadores de planteles infectados, seguida de Trujillo y Virú, con 4 casos cada una.

Además, se reportó que en la provincia andina de Julcán hay cuatro profesores enfermos de dengue. Ante esta situación, Camacho ha solicitado al Ministerio de Educación analizar una posible suspensión de las clases presenciales.

Dengue en La Libertad
Pacientes esperan ser atendidos, mientras que el sistema de salud expone problemas para las atenciones.

Sobredemanda

En la provincia de Trujillo, uno de los sectores más afectados por el dengue es Wichanzao, ubicado en el distrito La Esperanza. Es en ese sector donde se empozó el lodo y agua de lluvia el pasado 10 de marzo, tras el impacto del ciclón Yaku en la costa peruana.

Por ello, en el centro de salud Wichanzao hay mayor demanda de atención de los pacientes con síntomas de dengue. Ahí se instalaron carpas en los exteriores para recibir a los pacientes con síntomas de dengue y seguir el flujo de atención respectivo.

La vicegobernadora regional de La Libertad, Joan Cabrera Pimentel, señaló que se aumentó el número de camas y personal de salud en los establecimientos de salud.

“Hay médicos de otras provincias que están viniendo a ayudar [en atención de pacientes]”

Joan Cabrera, vicegobernadora regional de La Libertad.

Casos de pacientes

Una madre de familia pasó un duro momento, porque su hijo no fue atendido hace 4 días en la posta de Wichanzao, La Esperanza.

El paciente de 17 años presentó fiebre, dolor de cabeza y huesos, vómitos e inapetencia. A pesar de los síntomas, el personal del centro médico se negó a atenderlo.

«No me han hecho caso, ayer vine varias veces y me respondieron mal y que solo espere. Regresé a llorar a mi casa por la salud de mi hijo»

María José Vilca Ruiz, ciudadana.

La presión de los ciudadanos y medios de comunicación logró que el menor fuera atendido lo más pronto posible en el hospital Jerusalén, lugar que no lo recibió en un inicio.

Por otro lado, el personal de salud señaló que no atendieron al adolescente por no contar con documento de identidad. Además, por la larga cola de pacientes en espera.

Centro de Salud Winchazao, afectado por dengue.
Centro de salud en Winchazao, una de las zonas más afectadas por el dengue.

Serotipo del dengue distinto al de otros años

El director de la Red de Salud de Trujillo UTES 06, David Gutiérrez Gutiérrez, advirtió sobre la presencia del serotipo 2 del virus del dengue en La Libertad. Este fue el causante de la muerte de una mujer de 33 años, que no tenía comorbilidades.

Según Gutiérrez, este serotipo nunca antes se había presentado en la región. Es conocido por ser más agresivo y propiciar cuadros más graves de la enfermedad.

Hasta ahora, en La Libertad sólo se había registrado el dengue tipo 1 que no suele presentar complicaciones graves. Sin embargo, la presencia del serotipo 2 representa un desafío para las autoridades sanitarias porque se sabe que los serotipos están mutando y creando resistencia.

El director de la Red de Salud de Trujillo UTES 06 ha advertido que se contrató a cuatro infectólogos. Además, se ha implementado 12 camas en el hospital distrital de Laredo para hacer frente a la crisis.

Las autoridades sanitarias de La Libertad están tomando medidas para evitar la propagación del serotipo 2 del dengue y controlar la situación. Según Gutiérrez, este serotipo probablemente ha sido importado o siempre ha estado presente en la región, pero hasta ahora no se había manifestado.

Desde el año 2018 hasta la fecha, la cifra de los casos de dengue en la región era normal. Sin embargo, la tendencia ha sido especialmente preocupante en 2023, como se puede observar en el siguiente cuadro.

Dengue en La Libertad

Reacciones desde el sistema

La Geresa ha implementado diversas acciones para combatir la propagación del dengue en la región. En comunicado, señaló que se fumigó las viviendas de la parte del distrito trujillano de La Esperanza y colegios. Además de realizar el control larvario en las casas. Asimismo, se ha organizado la prestación de servicios con infectólogos en hospitales como Belén y el Hospital Regional, y de hospitales periféricos.

“Es crucial controlar el vector adulto. Es fundamental eliminar los mosquitos que vuelan, ya que un mosquito puede vivir hasta 45 días y durante ese periodo puede infectar a otras personas con dengue. Debemos eliminarlos”

Ana María Burga, jefa de Epidemiología de la Geresa.

Otra medida importante es evitar la aparición de mosquitos en los hogares. Para ese trabajo, el Gobierno Regional compró 100 máquinas para fumigar casas. Pero en ocasiones hay negativa de las familias o en otros casos no se encuentra a nadie en las viviendas. La razón es que trabajan hasta altas horas de la noche.

Crítica al sistema de Salud

La exgerente regional de Salud de La Libertad, Kerstyn Morote, exhortó al actual gerente Aníbal Morillo, que informe sobre el cumplimiento de sus actividades de control epidemiológico del dengue. Morote ha destacado la importancia de seguir el protocolo correspondiente durante las etapas de esta enfermedad transmitida por el aedes aegypti.

A su vez, ha resaltado que a estas alturas, en el 2023, nadie debería fallecer por dengue. Y ha instado al sistema de salud regional a proporcionar una atención oportuna y accesible.

Así, es notorio que el dengue ha empezado a causar el colapso del sistema hospitalario en varias ciudades del norte del país. La situación vivida durante la pandemia del covid-19 no parece haber enseñado nada para tener un sistema de salud reforzado y preparado para enfrentar un contagio masivo en la población. Y las cifras siguen en ascenso.

Reportaje colaborativo, elaborado por miembros de la Red de Medios Regionales del Perú:

  • Juliana Coronado – región Piura
  • Juan Vejarano – región Lambayeque
  • Wilder Acosta – región La Libertad
- Publicidad -

Últimas Noticias

Artículos relacionados

Estudio revela nueva cifra de emisiones de CO2 en Perú

En una conferencia de prensa de las Naciones Unidas (ONU) sobre el Cambio Climático,...

La Libertad: Provincia de Virú será incluida en estado de emergencia desde el 26 de junio

Los altos índices de criminalidad en la provincia de Virú fomentaron la decisión de...

Ayacucho: Evidencian irregularidades en la obra de carretera de Chipao en Lucanas

La Contraloría General de la República identificó un perjuicio económico de más de 4...

Juliaca: el 80% de los adultos mayores se encuentra en estado de abandono

A fin de concientizar a la población sobre los cuidados que los adultos mayores...

Otra obra paralizada: Por falta de pago obreros dejan de construir colegio Mariátegui de La Oroya

La construcción del colegio “José Carlos Mariátegui” de La Oroya sufre un nuevo retraso,...